Arte·CDMX·Exposiciones·Reseña

¡CDMX para amArte! parte 2

¡Hola Lectores!

Aquí les cuento la segunda parte de mi viaje a la CDMX el pasado 30 de julio. Perdón por la tardanza pero he tenido un poco de trabajo y a veces no puedo redactar en la noche. Aún así, gracias por leer.

Después de ver la exposición de Andy Warhol el sábado 29 de julio. El domingo tocó visitar otro museo un poco más antiguo y conocido. Visité el hermoso Palacio de Bellas Artes en el centro histórico de la CDMX.

El Palacio de Bellas artes es considerado la casa máxima de la expresión de la cultura, es muy bello e impresionate de ver. Es el principal lugar que alberga las exposición más importantes además de los murales de los exitosos muralistas Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y Rufino Tamayo. Está abierto todos los días y los domingos es gratuito. Además de exposiciones, también ahí se han presentado grandes artistas como por ejemplo el violinista Maxim Vengerov ,el cual fui a ver hace 2 años, y compañías de danza como el de Amalia Hernández.

La exposición lleva por nombre Picasso y Rivera “Conversaciones a través del tiempo” y la exposición relata como Pablo Picasso y Diego Rivera se influenciaron muntuamente durante diferentes etapas de sus carreras, desde sus primeros años de su academia pasando por su etapa cubista etc.

Cada uno de los cuadros está estratégicamente colocado para observar claramente esta influencia, al grado que uno como expectador no logra saber qué cuadro es de Picasso y que cuadro es de Rivera – bueno, tal vez un experto si llegue a hacerlo, pero para el ojo amateur si es una gran impacto.

Me gustaron varios cuadros, en este post les pondré cuales, sin embargo hay muchos para escoger ya que se cubren 4 salas del museo con más de 100 obras por ver, así que para los fans de Diego y Picasso es un gran deleite. Debo confesar que al estar ahí me acordé cuando trabajaba en el museo Muros en la Ciudad de Cuernavaca y me tocó ver como montaban una exposición de Picasso. Me sentí muy afortunada en ese momento.

Lo mejor de esta exposición, son primero que nada el gran orgullo que se puede sentir como mexicana al ver que tantas personas a nivel internacional quieran venir a observar la obra de Diego Rivera. Segundo, el simple hecho de tener los cuadros de Pablo Picasso en un sólo recinto y tan importante es un agasajo. Por útimo, es padre ver otra faceta de Rivera que no sólo sea la muralista o sus cuadros de alcatraces – no me tomen a mal son muy hermosos.

Lo negativo, por así decirlo, son las largas filas y la cantidad de personas por sala. La misma gente no te permite apreciar la obra y llega un punto que la sala está tan llena que no logras ver los cuadros y mucho menos apreciarlos. Se pueden tomar fotos pero sólo a algunos, por ejemplo al auto retrato de Diego Rivera no le puedes tomar foto pero al de Picasso si – los dos están juntos en la misma pared así que imagínense. Llega un momento en que la gente empieza a empujarse para poder tomar las fotos y llega a ser bastante molesto.

RECOMENDACIÓN: Coman dentro del mismo Palacio de Bellas artes. Hay un restaurante que sirve comida gourmet a buenos precios y muy bien servida.

Ya para terminar el día, fui al Café El Moroel del Centro Histórico no el del Mercado de la Roma, a tomar un chocolate con churros recien hechos. Si van a la CDMX los recomiendo ampliamente ¡no se los pierdan!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s